Nuestra Redes Sociales:

CORONAVIRUS

La internan por Covid-19 y encuentra a su hermana 50 años después

Publicado hace

el

  • Esta sí que es una historia de amor fraternal

Un día normal de junio en el centro de rehabilitación de Nebraska, cuando Bev Boro, una ayudante de medicación, revisó su lista de pacientes, en la cual estaba escrito un nombre que le pareció familiar: Doris Crippen.

“No paraba de decir: ‘Dios mío’”, comentó Boro, de 53 años. “Debe ser ella”.

Boro no había visto a su hermana mayor en más de 50 años, a pesar de que ambas se habían estado buscando por mucho tiempo. Sin embargo, el inicio del improbable reencuentro comenzó en mayo, cuando Crippen, de 73 años, fue diagnosticada con la COVID-19.

En un inicio, Doris pensó que tenía una gripe, por la cual pasó varios días en cama sintiéndose exhausta y enferma. “Me fui debilitando cada vez más”, narró, hasta que un día, mientras tomaba un vaso de agua en su departamento de Omaha, cayó de la cama y se sintió demasiado débil como para levantarse del suelo.

Crippen, quien vive sola, estuvo tumbada en el suelo sin poder hacer nada durante más de 24 horas antes de que su hijo la encontrara y la llevara rápidamente al hospital. Una radiografía reveló que se había roto el brazo. Además, una prueba mostró que había dado positivo a COVID-19.

Por ello, Crippen estuvo hospitalizada durante más de un mes en un hospital Nebraska, donde dijo que no estaba segura de si sobreviviría, pero lo hizo. Una vez que se recuperó, fue enviada a Dunklau Gardens, un centro de rehabilitación y residencia de ancianos en Fremont, Nebraska, asociado a la Methodist Fremont Health, en donde Boro había estado trabajando durante más de dos décadas.

Así lucía Bev Boro la última vez que Dennis Crippen la vio. (Foto: Cortesía vía The Washington Post)

Ninguna de las dos hermanas imaginó que se reencontrarían, y mucho menos en una situación como ésta.

Boro y Crippen comparten el mismo padre pero nacieron de madres diferentes, pues su padre se había casado tres veces y tenía 10 hijos. Crippen es la mayor y Boro la menor; la última vez que se vieron, la primera tenía 20 años.

Cuando Boro tenía menos de seis meses de edad, el estado de Nebraska consideró que sus padres no estaban en condiciones de cuidarla a ella y a sus tres hermanos, quienes posteriormente entraron en el sistema de acogida y fueron dados en adopción por separado.

Ambas mujeres crecieron en Nebraska y conocían sus nombres. Por ello pasaron años buscándose mutuamente, pero no habían tenido suerte hasta ahora. ”Cuando vi el nombre de Doris en la pizarra de pacientes, me puse muy nerviosa”, dijo Boro. “Mi corazón se aceleró”.

Bev Boro sabía que su hermana tenía problemas de audición, por lo que en uno de sus encuentros llevó una pequeña pizarra con ella, en donde escribió, con letras grandes y negritas, el nombre de su padre, Wendall Huffman. Inmediatamente, Crippen respondió: “Ese es mi padre”.

“Entonces me señalé a mí misma y dije: ‘Él también es mío’”, explicó Boro, quien también acunó sus brazos hacia atrás y adelante en un movimiento de balanceo para indicar que era su hermanita. “Luego le mostré mi placa con mi nombre.”

Ambas han comenzado a planear una reunión familiar para volver a convivir. (Foto: Daniel Johnson/ Methodist Health System vía The Washington Post)

Con sus ojos ahogados en lágrimas, Crippen le dijo: “Tienes sus ojos”, refiriéndose a su padre ya fallecido. Las mujeres, tan sorprendidas como encantadas, se sentaron frente a frente sin decir nada. ”Nunca pensé que la encontraría”, relató Crippen. “No pude dormir esa noche; estaba tan feliz.”

A pesar del sufrimiento que Crippen ha soportado desde que contrajo la COVID-19, dijo que considera la caída, su diagnóstico y otras complicaciones de la enfermedad como “una bendición” porque la trajo a su familia. “Soy la persona más feliz del mundo. No puedo creer que finalmente haya encontrado a mi hermana”, expresó.

Desde que se reencontraron el 27 de junio, las mujeres han pasado tiempo juntas regularmente, compartiendo historias y recuperando el tiempo perdido. A lo largo de los años, Boro se ha conectado con cuatro de sus hermanos a través de Facebook y les ha presentado virtualmente a Crippen.

Si bien las mujeres no sabían nada de la otra cuando se reunieron, “tenemos una conexión muy profunda”, explicó Boro, quien también comentó que “esta experiencia ha cambiado mi vida”.

La reunión de las hermanas también ha traído la tan necesaria esperanza y alegría al personal del hospital durante lo que ha sido un periodo particularmente oscuro para los trabajadores de la salud. “Lloro cada vez que escucho la historia”, detalló Jayma Brown, directora de enfermería de Dunklau Gardens. “En el apogeo de la pandemia, es una historia increíble”.

Las hermanas ya han empezado a planear una reunión familiar y esperan conocer a los otros hermanos de los que también se separaron hace más de medio siglo. En este contexto, Boro, quien tiene tres hijos y cinco nietos, dijo que está deseando presentar a su hermana a su familia.

(Foto: Twitter@MeaningOfCare)

 “Ya deseo conocer a los hijos y nietos de mi hermana”, contó Crippen, que tiene tres hijos y 16 nietos. Su nieta, Samantha Crippen, de 28 años, quien la había intentado ayudar a localizar a sus hermanos, dijo que está encantada con la noticia.

“Estoy muy emocionada”, relató Samantha, además de mostrar su entusiasmo por conectarse con nuevos miembros de su familia. “No podría estar más feliz por mi abuela. Ella se merece esto”.

Por su parte, la hija de Crippen, Lisa Crippen, 47 años, estuvo de acuerdo con lo mencionado por la joven y añadió: “Mamá ha estado rezando para conocer a sus hermanos durante tanto tiempo”, refirió.

“Es una locura cómo sin COVID-19, nunca se hubieran conocido”, agregó el hijo de Boro, Kevin Boro, de 32 años, quien ya entabló una conversación con Crippen a través de Facebook, en donde mencionaron que tienen la esperanza de conocerse.

A pesar de que el camino de Crippen para encontrar a Boro estuvo lleno de dolor, la sensación que ha experimentado ha valido todo ese sufrimiento. “Esto de aquí”, dijo agarrando la mano de su hermana, “esto lo compensa todo”.

Fuente: Infobae

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN

  • José Luis González “grillando” en grandes ligas y cerrando filasJosé Luis González “grillando” en grandes ligas y cerrando filas
    El Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos aprovechó muy bien el escenario de su comparecencia para enseñar el músculo y proyectar entre líneas que con los alcaldes veracruzanos vive en santa paz. Y es que, aunque originalmente su presentación ante los Diputados Locales estaba prevista en la sala “Sebastián Lerdo de Tejada”, de última hora fue habilitado el recinto legislativo, ...
  • El “vómito negro” de Zebadúa hundirá a Peña NietoEl "vómito negro" de Zebadúa hundirá a Peña Nieto
    Comienza a revelarse el destino de los millones de pesos desviados por la Estafa Maestra. Emilio Zebadúa, exoficial mayor de Sedesol y Sedatu aseguró a la Fiscalía General de la República que los dineros desviados fueron usados para actos proselitistas del PRI y del gobierno de Enrique Peña Nieto a través de la Cruzada Nacional contra el Hambre. En ELUNIVERSAL le informamos que la Unidad de Inteligencia Financiera también detectó la ruta del dinero del que gran ...
  • FRENAA, la protesta de los manifestantes a sueldoFRENAA, la protesta de los manifestantes a sueldo
    Estas casitas, en algunos países precursores de las libertades, digamos por ejemplo Francia o Inglaterra, ya estarían en proceso de reciclaje. en México siguen cumpliendo el objetivo de simular una protesta, con manifestantes a sueldo, en tanto los líderes del FRENAA, viven a cuerpo de rey en lujosos hoteles del Paseo de la Reforma o en algunos rascacielos de Santa ...

Facebook

CONTADOR DE VISITAS

A %d blogueros les gusta esto: