Nuestra Redes Sociales:

Famosos

Te contamos la Leyenda del Krampus y su conexión con la Navidad

Publicado hace

el

Demonios de todo tipo, hogueras y mucho más. Los krampus son una de las tradiciones nórdicas más históricas relacionadas con la Navidad, que fascinan y asustan a niños y adultos. ¿Pero cuales son sus orígenes?

Los  Krampus  (palabra que deriva del krampn bávaro  , que significa “muerto”, “putrefacto”, o del término  kramp , que en alemán significa “garra”) son demonios con rasgos monstruosos y animales que deambulan por las calles en busca de “Niños malos”.

Sus rostros están totalmente cubiertos con máscaras diabólicas , sus ropas la mayor parte del tiempo rasgadas, sucias y rasgadas. Los  Krampus , deambulando por las calles de los pueblos, provocan ruidos que se obtienen de los cencerros adheridos a sus ropas o cuernos, que los acompañan en el viaje que realizan mientras azotan a la gente.

PUBLICIDAD

El origen de esta antigua costumbre, mantenida en muchos municipios que forman parte de la antigua zona austrohúngara, se remonta a la época precristiana (aunque una verdadera datación lleva a la leyenda). No nos ha llegado mucha información y entre las pocas certezas está el período en el que se celebran los Krampus y ese es el solsticio de invierno (cuando la oscuridad prevalece sobre la luz).

Entre las diversas curiosidades está ciertamente la que según la tradición solo el hombre puede disfrazarse de Krampus, a veces incluso con ropa de mujer ya que el Krampus también puede ser femenino, y en este caso se le llama  Krampa . Otra tradición es que la máscara que usan nunca debe quitarse en público y los espectadores nunca deben intentar quitársela, so pena de deshonrar a los desenmascarados.

El Krampus desciende (o se eleva del inframundo) durante la fiesta de San Nicolás, obispo de Myra, en la noche del 5 de diciembre . La fiesta, que se desarrolla principalmente en los Alpes, culmina con un desfile por las calles de la localidad.

El desfile suele seguir un orden bastante rígido y preestablecido: en primer lugar desfiles de San Nicola, a pie o en carreta, repartiendo dulces y pequeños obsequios a los aldeanos. Siguiendo los pasos del santo, el Krampus, una hueste de demonios furiosos, armados con látigos y cadenas que deambulan por la ciudad en busca de niños para asustarlos.

Esta tradición, a pesar de ser de origen alemán, también está presente en Italia, especialmente en la región de Trentino-Alto Adige, pero también en el extremo noreste de Friuli-Venezia Giulia y en algunos lugares del Véneto, como en la provincia de Belluno.

Como dijimos anteriormente, el término en sí está asociado con el diablo, con la palabra derivada del krampn bávaro  , que significa “muerto”, “putrefacto”, o del término  kramp , que en alemán significa “garra”.

El personaje es la representación de una figura malvada , asociada no solo a la oscuridad sino también a diversos ritos paganos, que se sitúan en la clásica lucha entre el bien y el mal, posteriormente adaptada a la mitología cristiana. Según la tradición cristiana, Krampus es el sirviente de San Nicolás que, tras derrotar al ser demoníaco, lo redujo a esclavo.

Cuenta la leyenda que en tiempos de hambruna, especialmente en los pueblos de montaña, grupos de jóvenes andaban disfrazados de monstruos vestidos únicamente con pieles y cuernos de animales muertos.

No pasó mucho tiempo antes de que el mismo diablo comenzara a aparecer entre los propios jóvenes. Aprovechando su apariencia demoníaca, logró integrarse perfectamente dentro del grupo comenzando a realizar incursiones bastante importantes, hasta que el grupo descubrió su presencia (el único detalle que lo hizo reconocible fueron las patas que terminaban en cascos de cabra). En ese punto los mismos muchachos pidieron ayuda al obispo Nicola, quien con un exorcismo logró ahuyentar a la bestia y lo hizo su sirviente.

Esta leyenda dio paso a la creencia de que San Nicolás, protector de los niños, tocaba las puertas de las casas para dar el bien a los niños merecedores, siempre acompañado del diablo que en cambio solo tenía la intención de encontrar niños malos para castigar.

Así, las primeras procesiones vieron a jóvenes que solían disfrazarse de demonios y desfilaban por las calles de los pueblos, llevando regalos a los niños buenos y golpeando a los que se habían portado mal, tratando de emular la tradición ligada a San Nicolás y el diablo.

Así, con la llegada de la noche, las procesiones llenan cada rincón de la ciudad y el pueblo de monstruosas figuras, de terroríficas máscaras de aspecto grotesco y particularmente demoníaco dominado por los inevitables cuernos grandes , ataviados con pesados trajes de piel , equipados con antorchas encendidas , látigos con donde castigar a las víctimas y grandes cencerros que anuncian su llegada.

El desfile es deliberadamente ruidoso y caótico: los demonios aterrorizan al público y especialmente a los más pequeños, entre sus gritos aterradores y el estruendo de cadenas y palos que vagan en busca de niños malos para castigar, como dicta la tradición, mientras la consuelan. Figura de San Nicolás, intenta infundir alegría y serenidad distribuyendo dulces y dulces típicos a los más merecedores.

Cada procesión, obviamente, intenta rastrear también las peculiaridades y tradiciones propias de la zona en la que se organiza para crear un tejido social diferente entre varios eventos. Evidentemente es precisamente la originalidad y particularidades de cada pueblo y pueblo de montaña lo que hace que cada procesión esté llena de atractivo gracias a los grandes valores que se transmiten en lugares de este tipo .

La certeza de cada procesión es solo una: nunca, nunca te quites la máscara de un Krampus y nunca trates de averiguar quién está detrás de los rasgos demoníacos de ese monstruo … el diablo mismo podría estar escondido debajo

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Formación Empresarial con Práctica Japonesa

  • A propósito de los gatos que se creen leones en la 4T de VeracruzA propósito de los gatos que se creen leones en la 4T de Veracruz
    Se trata de un refrán popular surgido de la sabiduría del pueblo que es el que más sabe. El que siembra cosecha ó, el que siembra vientos cosecha tempestades. Hay funcionarios de la 4T estatal que no entienden, con dos y unos días más de permanencia en el poder, que  lo que estén haciendo mal, caro lo van a pagar. Nos ...
  • ¿Cuál fue el fondo del “quiebre” de la alianza local PAN/PRD/PRI?¿Cuál fue el fondo del “quiebre” de la alianza local PAN/PRD/PRI?
    Ni compromisos bajo el agua con el régimen morenista ni voracidad, lo que Joaquín Guzmán Avilés en su calidad de dirigente no acepta de la alianza con el PRD y el PRI, es que estos sigan bajo las ordenes de Miguel Ángel Yunes Linares, en su tozuda actitud de pretender imponer como candidato a la alcaldía de Veracruz a Miguel ...
  • Sergio Guzmán, el impulsor de la Transformación HidrómilaSergio Guzmán, el impulsor de la Transformación Hidrómila
    Cuando un pueblo es testigo de los resultados del trabajo de sus autoridades, las manifestaciones de gratitud son espontaneas, naturalitas y es cuando surten un mejor efecto porque son los ciudadanos los que expresan de corazón su sentir, eso precisamente ocurre en Agua Dulce, municipio gobernado por el maestro Sergio Guzmán Ricárdez, cuya obra de gobierno ha trascendido más allá ...

Facebook

CONTADOR DE VISITAS

A %d blogueros les gusta esto: