Connect with us

Veracruz

Crónica de una desgracia: Pobladores de Tonalá vaticinaban una gran tragedia

Published

on

*Siete de once tripulantes perdieron la vida al zozobrar la lancha que los transportaba hacia Villa Allende

A un pequeño pueblo de pescadores en Veracruz le tocó enfrentar la tragedia, el nuevo rostro de la crisis migratoria que padece México.

Este lunes, la calma de la congregación de Tonalá, Veracruz, perteneciente al municipio de Agua Dulce se perdió con los gritos que llegaban desde la playa.

Eran las 10:00 de la mañana y los pescadores que aún estaban trabajando se lanzaron a ayudar a unas personas que estaba expulsando el mar.

Apenas salió el primero con vida, se supo que todos eran migrantes hondureños que viajaban en una lancha rumbo al norte veracruzano, cerca de Coatzacoalcos, cuando la embarcación se hundió.

Una tragedia que ya sabían, no tardaría en ocurrir

“Siempre platicamos que hasta que no pasara una desgracia, siempre pasan así con marejada, van cinco o seis lanchas cargadas, regresan y vuelven a regresar otra vez, diario y de noche también”, explicó una comerciante.

En este pueblo todos saben lo que pasa a unos 100 metros mar adentro. A diario, desde la playa ven pasar grupos de lanchas cargadas de migrantes centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos.

Saben que el origen de la ruta inicia en Cuauhtemoczín, Tabasco y termina en Allende, Veracruz, cerca de Coatzacoalcos, donde los esperan vehículos para seguir hacia el sueño americano. Pero callan.

No denuncian pero en secreto confiesan la cruda realidad que ven pasar frente a sus ojos y que no pueden delatar porque viven prácticamente junto a los traficantes que aseguran son tabasqueños y porque la autoridad también es testigo de las lanchas y nadie hace nada.

“Es corrupción, diario pasan indocumentados, antes caminando por toda la playa, también se ven por la carretera. Ahora en las lanchas, si nosotros los vemos por qué ellos no (la autoridad) y esto está costando vidas, aquí andan los de la capitanía, ellos vigilan el mar, ven lo mismo que nosotros”, dice un hombre sentado en una palapa que sirvió para resguardar los restos de los migrantes.

La lancha que volcó transportaba 11 personas originarias del departamento de Santa Bárbara en Honduras.

El resultado de buscar una mejor vida fue devastador. Entre los fallecidos hay un niño de tres años, su mamá embarazada, una mujer más y tres hombres adultos, siete muertos en total.

Y todavía hay una persona desaparecida Todos ellos huían de la pobreza de su país y por eso se lanzaron a la peligrosa aventura de llegar a Estados Unidos, pero primero tienen que sortear los retenes de la Guardia Nacional mexicana, al Ejército y a los agentes migratorios y por eso optaron por usar una nueva ruta más peligrosa por el mar.

Y es que tan solo de Villahermosa a Agua Dulce, un recorrido de dos horas, en la carretera hay desplegados dos grandes retenes de agentes federales y uno más de la Fiscalía. Y la ruta marítima no tiene nada de vigilancia. Por eso fueron los pobladores los que respondieron ante la emergencia.

“Me acerqué y le dije, amigo qué te pasó saliste a pescar y está feo el mar y entonces él lo único que me pedía era agua, yo no sabía qué pasaba en ese momento, ahora sí que corrió con la suerte que aquí andaban mis compañeros pescadores por la orilla porque ellos lo rescataron.

Más atrás estaba igual uno de ellos tirado en la arena y entonces yo le dije qué pasó y me dijo que era una persona indocumentada y ahí entendí todo”, explicó Viviana, una de las primeras en dar auxilio a los sobrevivientes.

Como no han hecho para detener el flujo migrante por el mar, lunes y martes las fuerzas federales, estatales y municipales desplegaron lanchas, helicópteros, drones y vigías desde tierra para encontrar los cuerpos de las personas muertas y buscar al que sigue desaparecido.

MILENIO publicó que la Organización de las Naciones Unidas alertó desde diciembre que los migrantes empezaban a buscar rutas acuáticas para cruzar parte de México y llegar a Estados Unidos.

Según el organismo, este fenómeno se debe al endurecimiento de la vigilancia de las rutas migratorias tradicionales por parte del gobierno mexicano y los riesgos que implica recorrerlas por la presencia del crimen organizado.

De acuerdo al informe “Mar adentro: migrantes y náufragos en el mar” existen cuatro puntos de internamiento vía marítima, cada uno con diferentes rutas en el sur, sureste, el golfo y norte del país. La zona donde ocurrió la tragedia, el Golfo de México se califica en el documento como una frontera interna al ser la antesala al estado de Tamaulipas y el sur de Texas.

En esta entidad se ha documentado que los migrantes son susceptibles a ser reclutados por el narcotráfico para transporta droga.

Se tiene identificada una ruta clara, la primera parte de Coatzacoalcos hacia la zona de los Tuxtlas donde el transporte es por medio de lanchas rápidas y los perfiles son principalmente de personas centroamericanas y extracontinentales.

Con información de Milenio.

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NANCHITAL

Festejan a padres en Casa del Abuelo

Published

on

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN
Continue Reading

Veracruz

Llevar a la gente acciones a favor de su bienestar, mi compromiso: Maleno Rosales

Published

on

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN
Continue Reading

COATZACOALCOS

Ciudadanía recibe con brazos abiertos el programa Comedor Comunitario*

Published

on

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN
Continue Reading

CONTADOR DE VISITAS

NOTICIAS

A %d blogueros les gusta esto: