Nuestra Redes Sociales:

Negocios

Cómo deducir su hipoteca en la declaración anual de impuestos

Publicado hace

el

*Sin importar la institución otorgante del crédito, se pueden obtener beneficios fiscales al deducir los intereses pagados en este tipo de préstamos

Se acerca el mes para que las personas físicas presenten su declaración anual de impuestos ante Hacienda. Durante abril los contribuyentes tienen la oportunidad de registrar ciertas deducciones personales autorizadas, las cuales representan un beneficio para obtener saldo a favor al cumplir con esta obligación.

Entre las deducciones que se pueden declarar ante el fisco no sólo se encuentran pagos relacionados con la salud, la educación o los donativos, también se pueden deducir los intereses pagados en un crédito hipotecario.

Tulio Espinosa, director de producto de la fintech hipotecaria Smart Lending, explicó que se pueden deducir los intereses reales devengados y efectivamente pagados de su hipoteca obtenida con un crédito Infonavit, Fovissste o de otra institución financiera.

¿Cómo deducir?

A decir del experto, para hacer esta deducción como parte de su ejercicio fiscal, los contribuyentes requieren que la institución financiera otorgante del crédito les expida una constancia de intereses, comprobante fiscal que sirve como evidencia para deducir estos recursos y en donde se detalla el monto del interés real pagado.

“La verdad es que presentar la declaración fiscal es fácil. Usualmente algunos datos ya vienen precargados en la declaración, pero no está de más pedir a la institución otorgante que expida este comprobante de constancia de intereses. Presentando eso en la declaración anual, se puede hacer esa deducción para tener un beneficio fiscal por haber adquirido un crédito hipotecario”, afirmó.

El artículo 151 de la Ley del ISR señala que es posible deducir intereses hipotecarios, siempre y cuando el monto del préstamo no exceda 750,000 UDIS (Unidades de Inversión) que equivalen a poco más de cinco millones de pesos.

Espinosa recalcó que no importa con qué institución se haya adquirido el crédito hipotecario si es de gubernamental o financiera, lo importante es que emitan la constancia de intereses.

De acuerdo con información de BBVA, los intereses reales de un préstamo de este tipo se obtienen del cálculo de restar la tasa anual de la inflación al interés efectivamente pagado, la única desventaja es que si la inflación anual es muy alta, se deducirá menos.

“La devolución de los intereses reales también está sujeta a un límite de deducciones. Sólo puede deducir los intereses reales de un crédito hipotecario si el monto de los intereses, más la suma de las otras posibles deducciones que se incluya en la declaración anual, que no sea superior al 15% del ingreso anual o cinco salarios mínimos generales”, aclaró la institución bancaria.

En caso de que dos personas contraten el crédito hipotecario, la devolución se hará al titular y al coacreditado. Si son cónyuges, ambos pueden hacer su deducción.

Revise sus datos fiscales

Si planea deducir su hipoteca en su ejercicio fiscal, antes de hacerlo, es necesario verificar algunos datos para evitar sorpresas o tener que corregirlos posteriormente. De acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades.com, se debe cotejar que la institución otorgante de la hipoteca tenga registrado el RFC del contribuyente correctamente.

Otros datos que también es importante revisar al momento de presentar la declaración y que deben estar correctos en sus comprobantes fiscales es la ubicación del inmueble así como el monto de los intereses nominales devengados. 

El portal inmobiliario indicó que de la declaración se debe evitar deducir conceptos distintos a los intereses reales del crédito hipotecario como son seguros, recargos, intereses ordinarios, servicios financieros y honorarios, entre otros.

A su vez, el directivo de Smart Lending recomendó deducir el pago del crédito hipotecario en el siguiente año fiscal en el que se compró el inmueble, lo anterior de obtener un beneficio o un saldo a favor durante todo el plazo que se paga la hipoteca.

“Siempre hay que recomendar al cliente que deduzca su crédito hipotecario. El cliente debería hacer esta deducción porque al final del día es una devolución de ingresos. Nosotros recomendamos a los clientes que durante toda la vida de su crédito pidan esta constancia de intereses para adjuntarla en su declaración anual y aprovechar el beneficio fiscal que se les otorga”, aseguró.

BBVA detalló que aunque el pago de intereses sea el único gasto por deducir, es recomendable hacerlo, pues la mayoría del tiempo se paga más de intereses de la hipoteca que del capital, por lo que la deducción puede llegar a ser muy atractiva y dejar beneficios fiscales.

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN
Escribe un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

¿SUEÑAS CON SER PROFESIONISTA? EL ITSCH TE ABRE LAS PUERTAS

CONTADOR DE VISITAS

ITSA, CIENCIA AL SERVICIO DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: